jueves, 21 de abril de 2016

El Batallador nunca duerme


Alfonso I el Batallador reinó en Aragón y Pamplona durante el primer tercio del s. XII. Hijo del monarca Sancho Ramírez y Felicia de Roucy, fue uno de los reyes aragoneses mas relevantes, especialmente en lo relativo a la consolidación y expansión del reino.
Educado sobre todo en el Monasterio de San Pedro de Siresa (Huesca) en un ambiente estricto y religioso, desde muy joven se obsesionó con la idea de la lucha y recuperación de territorios frente a los musulmanes. Llegó a duplicar la extensión de reino tras la importante conquista de Zaragoza. Gracias a su matrimonio con doña Urraca, gobernó temporalmente sobre los territorios de Castilla, lo que duró hasta que la oposición nobiliaria forzó la anulación del matrimonio. Sus campañas le llevaron hasta Córdoba, Granada y Valencia, donde consiguió sonadas victorias frente a los musulmanes.
Muerto en combate y sin descendencia, su absurdo testamento, mediante el que el reino debía repartirse entre las Órdenes Militares del Temple, Santo Sepulcro y San Juan del Hospital, contó con el rechazo de los nobles que lo consideraron irrealizable. El reino se vuelve a fragmentar después de medio siglo. Aragón pasa a manos de su hermano Ramiro II el Monge, y Navarra es entregada a García Ramírez.
Pero Alfonso I, como un moderno "último de Filipinas", continúa vigilante día y noche desde lo alto del Parque Grande de Zaragoza, atento a cualquier posible ataque enemigo y quizás maquinando nuevas campañas bélicas.

20 comentarios:

  1. Se ve que lo tenéis en un pedestal !!!
    Un abrazo, Carlos.

    ResponderEliminar
  2. Buena nocturna ....ya está bien que alguien vigile !!!!
    lo has explicado mu clarito.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Es lo que tiene, ser un batallador incansable, jeje.
    La imagen es muy buena y además con la dificultad de la nocturnidad.
    Un personaje muy interesante Alfonso I, del que conocia muy poco... hasta hoy. Luego me voy a la wiquipedia a ampliar conocimientos, me encanta la história!
    Un fuerte abrazo Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La wuiquipedia es una de mis fuentes de información. Gracias, josep.

      Eliminar
  4. Un buen reconocimiento de la ciudad y esa historia resumida de la historia de este rey, me parece un buen texto para acompañar esa excelente toma nocturna.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Está bien que el Batallador permanezca vigilante ante tanto bastardo y fanático que tergiversan La Historia con burdas mentiras.
    Por cierto ayer me acerqué a visitar el Castillo de Loarre, ese testigo de los inicios del Reino de Aragón, y del que tú nos regalaste en su momento un magnífico reportaje fotográfico en dos sesiones. Por la tarde, en Bolea subí a admirar el impresionante y colorista retablo de su Colegiata. Igualmente, de él ya nos dió cuenta tu insaciable cámara. Un abrazo, Carlos.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por la visita y comentario, a los amigos Emiliano, Esmeralda, josep, Antonia y Antonio.

    ResponderEliminar
  7. Bonita nocturna, nada fácil de hacer. Me gusta como has resuelto el encuadre y formato.

    Saludos.

    ResponderEliminar

  8. Uma linda foto noturna...
    Bom fim de semana com tudo de bom!
    Beijinhos.♬♪ه° ·.
    💕ه° ·.

    ResponderEliminar
  9. Estupenda fotografia y bien documentada.

    ResponderEliminar
  10. Una fotografía complicada de realizar, por tanto contrastes, por un lado la noche y por el otro los grandes focos que la rodean, pero aun así has salido mas que airoso, te felicito.
    SAludos,

    ResponderEliminar
  11. Muy buena entrada, y muy bien documentada, aunque la fotografía anterior me ha gustado especialmente...qué buena!!!

    Un gran abrazo, Carlos!!! ;)

    ResponderEliminar
  12. Jesús, Inês, Ángel, Luis Miguel-María José e Ignacio: gracias por la visita y por dejar vuestro comentario.

    ResponderEliminar
  13. Jolín Anaximandro, qué bonita!! me encanta el efecto del agua por la larga exposición. De noche me gusta más que de día. Un puntazo.
    Un fuerte abrazo y que tengas una buena semana :)

    ResponderEliminar
  14. Una de las estatuas más famosas de nuestra ciudad, con el encanto de la noche y esa iluminación que la engrandece aún más.

    Enhorabuena por la foto y por el trabajo documental, ya sabes que la historia muchas veces la tergiversan por intereses políticos ;-)

    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque es un monumento muy conocido en nuestra ciudad, no recuerdo haberlo visto mucho en tomas nocturnas. Total mente de acuerdo, Enrique: la historia siempre se ha manipulado y se sigue haciendo. Un abrazo.

      Eliminar
  15. Buen vigilante tenéis. La foto es una pasada.
    Un amigo de vespa de Zaragoza nos ha dicho ahora que quiere preparar algo ahí. Si se hace espero conocerte ;)
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así lo espero yo también, Laura. Un abrazo.

      Eliminar
  16. Existen símbolos históricos y guardianes que prevalecen. Qué suerte tenéis.
    La imagen nocturna es atractiva y muy bien realizada en sus planos. Muy buena
    Un abrazo

    ResponderEliminar