sábado, 4 de febrero de 2012

Rincones cordobeses


Creo que la mejor manera de mostrar Córdoba es en pequeñas dosis y a base de pinceladas de sus muchos rincones, que hacen de esta ciudad algo muy especial.

La Puerta de Almodóvar, antes conocida como Puerta del Nogal, es una de las siete del recinto amurallado que protegía la ciudad islámica, y la única que se conserva.

La Plaza del Potro está situada cerca de la orilla del Río Guadalquivir y de la Mezquita. Presidida por una fuente con un potro rampante, es uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad. Además del Museo de Bellas Artes, creo que desde hace poco tiempo alberga también el Museo del pintor Julio Romero de Torres.

La Puerta de Almodóvar inicia un camino a lo largo de la muralla, por la calle de Cairuán y de la Muralla, presidida por un estanque en que se transformó el arroyo original.



La Iglesia de San Francisco y San Eulogio está situada en una de las muchas plazas tranquilas y acogedoras con que cuenta Córdoba. Después de muchas vicisitudes, en la actualidad es uno de los edificios religiosos más representativos de la ciudad.

16 comentarios:

  1. Olá, amigo!
    Com toda a certeza, Córdoba é uma cidade muito romântica, especial e encantadora... ressaltada nessas lindas fotografias.
    Bom fim de semana!
    Beijinhos.
    Brasil

    ✿⊱╮
    ¸.•°`♥✿⊱╮

    ResponderEliminar
  2. Veo que has recorrido muchos rincones de mi ciudad.

    La calle de la primera fotografía está muy cerca de la iglesia que tienes en la última foto es una boca-calle de la calle San Fernando y viene a caer en la acera de enfrente conforme sales de la iglesia a esa calle.

    Te agradezco esta entrada.

    Un abrazo.
    http://ventanadefoto.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. Inês: Córdoba es una ciudad muito romántica y muito bella. Beijinhos también para tí.
    Mª Antonia: soy yo quien tiene que agradecer a tu ciudad los buenos momentos que he pasado allí. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Tienes razón Anaximandro, Córdoba es una ciudad para disfrutar rincón a rincón paseando por sus pequeñas callejuelas.
    Ha sido muy ilustrativo tu recorrido.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Muy buenas tomas amigo mío, me gustan mucho los encuadres y los diversos detalles y colores captados en cada una de las footgrafías, especialmente me gusta mucho la primera. Un gran abrazo para ti amigo

    ResponderEliminar
  6. Despistado y Paco: es una ciudad que te lo pone fácil; solo hay que caminar mucho y las imágenes se introducen solas en la cámara.
    Un abrazo para los dos.

    ResponderEliminar
  7. Y cuando florecen los patios... ya es demasiado

    ResponderEliminar
  8. aquí la llamaríamos la plaza del potrico,
    Y del poco frío que hace por allí, ¿no dices nada?
    Un abrazo y espero no haberme perdido ningún mensaje subliminal
    José

    ResponderEliminar
  9. José María: lo malo de los patios florecidos es que atraen tal cantidad de turistas que resulta muy difícil poder apreciarlos como se merecen.
    José: no creas, no creas. Aunque yo solo he estado en épocas de buen tiempo, tengo entendido que en Córdoba también puede hacer bastante frío; pero vamos, un frío sublime.
    Un abrazo para los dos.

    ResponderEliminar
  10. Locdo estoy por perderme por Cordoba.tengo preparado ya hasta varias rutas para no perderme detalles.Gracias por asomarme a ella. Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Paco: pues no lo demores, aunque me parece que ya debes conocer bastante bien la ciudad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Nunca he estado allé, pero no me importaría perderme... eso sin con las baterías bien cargadas y provisto de tarjetas de memoria de reserva.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Me animas a tener que volver a Cordoba.

    saludos

    ResponderEliminar
  14. Luis: desde luego, cuando vayas sobre todo no te quedes corto de batería y tarjeta, porque hay mucho que disparar.
    Paco: creo que es una de las ciudades a las que siempre vale la pena volver.
    Un cordial saludo para los dos.

    ResponderEliminar
  15. Gran trabajo, pero además de entrañable recuerdo para mi, ya que tanto mi mujer como yo estamos convencidos que esa noche, la que pasamos en Cordoba, "fabricamos" a nuestra hija Lorena.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues felicidades por ello, y a repetir.
      Un abrazo.

      Eliminar